Clouding computing o Hosting tradicional

26/05/2021

En la actualidad cada vez más cosas están conectadas. Basta con detenerse un minuto y ver a nuestro alrededor para descubrir que mucho de lo que usamos en nuestras casas está interconectado a nuestra pequeña red particular. Es normal, con transmisiones de datos cada vez más eficientes y avances en los sistemas de conectividad, las nuevas tecnologías buscan ofrecer nuevas opciones para mejorar las experiencias de los usuarios.
Esta conexión de los objetos cotidianos con internet es conocida como el Internet de las cosas, un fenómeno que ha cambiado la manera en la que vivimos nuestro día a día y que ha transformado nuestra relación con los objetos que nos rodean.
Entre esas nuevas conexiones ha surgido una que ha revolucionado nuestra forma de trabajar, una tecnología de almacenaje de datos que nos permite acceder a ellos y compartirlos independiente del lugar en el que nos encontremos: el Clouding o Cloud Computing.

Pero, ¿qué es el Cloud Computing o Clouding?

El Clouding o computación en la nube, es un paradigma que permite a los usuarios acceder a servicios a través de una red. Ya sea almacenamiento de datos o gestión de datos, esta tecnología permite a los usuarios disponer, según sus necesidades, de las herramientas necesarias para desarrollar una actividad de forma interconectada.
Esta tecnología utiliza múltiples servidores diferentes para alojar en la web. De esta manera se puede equilibrar la carga y se maximiza el tiempo de actividad (uptime). Es decir, no solo utiliza un servidor, sino que el sitio web puede acceder a un clúster de servidores. Si un servidor falla, el otro se activa para que siga funcionando la actividad.
Piensa en la nube como una red de diferentes computadoras que están todas interconectadas. A medida que se enganchan más máquinas a dicha red, se agregan más recursos a la nube en general.
Pero, no hay que confundir el Clouding con el hosting tradicional. Y a continuación os daremos algunas claves para entender las diferencias y para indagar en cuál es la mejor opción de Clouding para tu empresa.

Clouding vs. Hosting Tradicional

El hosting tradicional funciona, comúnmente, de dos maneras: en la primera opción el cliente paga por un hosting, o un servidor único con una capacidad de almacenamiento de datos. La segunda opción es que el cliente pague por un servidor compartido con otros clientes, y así pueda tener acceso a una parte de la capacidad de ese servidor.
Por su parte, y como explicamos anteriormente, el Clouding ofrece un servicio escalonado según la necesidad del cliente en un momento determinado. Si la necesidad se incrementa, el espacio, el ancho de banda o la velocidad de transmisión se incrementa. Si las necesidades disminuyen, entonces también disminuye los recursos que usas de la nube. Esta optimización permite una respuesta a la medida de las necesidades de tu empresa, lo que permite que nunca te encuentres con una caída del sistema a causa de las capacidades del servidor.
Otra diferencia fundamental entre estas dos tecnologías es la manera en la que reaccionan a los errores: la mayoría de los servidores compartidos usan un enfoque centralizado donde un servidor tiene varios sitios web. Pero si ese servidor falla, también fallan todas las cuentas dentro de él.
Pero el enfoque distribuido de Cloud hosting resuelve este problema. Dado que cada sitio web se «distribuye» en varias ubicaciones, quitando de la ecuación el tiempo de inactividad (downtime)
Por ejemplo, en el caso del hosting tradicional, si tus necesidades aumentan, también tendrán que aumentar las capacidades de tu servidor. Esto acarrea costos extras que pueden ser inesperados y que además pueden generar retrasos en los servicios que ofrece tu empresa.
Este es un problema que el Clouding Computing soluciona, ya que el costo del servicio es fijo y las soluciones se adaptan a tus necesidades en tiempo real.
Además, el Clouding permite a las empresas no tener que invertir en un servicio IT interno para mantener el Hardware, ya que las empresas de Clouding ofrecen un servicio conocido como IaaS, que mantiene, hospeda y ejecutan todas las necesidades del Hardware. Algo parecido a pagar por un servicio como la luz o el agua.

¿Por qué usar Clouding en mi empresa?

Por todas las razones enumeradas anteriormente el Clouding es un servicio mucho más eficiente para tu empresa, porque independientemente del tamaño de la misma, este tipo de servidor responde de forma escalonada a tus necesidades, adaptándose lo que necesitas en cada momento sin acarrear costos extras ni posibles fallos de la red.
En resumen, el Clouding es una opción llena de beneficios, que enfatiza el tiempo, tus necesidades y las de tu negocio para prestar un servicio más eficaz, sin limitaciones y rápido.
Si quieres aprender más sobre nuestros servicios de Clouding, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través de nuestros canales de contacto.

¡Comparte esta entrada!

Pásate ya
a Clouding360

Empieza a ahorrar en la informática de tu empresa a a partir de hoy

Contratar ahora